EL PODER DE LA EPIGENÉTICA

O cómo no conformarme con lo que te ha tocado.

La epigenética es la disciplina que estudia la influencia del entorno sobre el desarrollo de un organismo vivo, es decir, cómo influye el medioambiente y nuestros hábitos de vida sobre nuestra salud.

epigenetica vive sapiens

Digamos que la epigenética nos da la oportunidad de influir sobre nuestros genes e incluso dejarles una herencia mejor a nuestros descendientes.

Nos permite coger las riendas de nuestra vida. Nos permite frenar aquellos genes heredados que pueden hacernos enfermar. Los genes no los eliges, pero sí puedes decidir cómo se expresan, es decir, puedes controlarlos de tal forma que no generen patología.

Esto nos da libertad y responsabilidad sobre nuestra salud. La epigenética nos permite eliminar actitudes derrotistas ante la enfermedad: ”No, si mi madre está igual, esto es heredado” o “Es lo que me ha tocado vivir”

Es como nacer pobre, puedes seguir siéndolo porque es lo que has mamado desde siempre, o bien puedes luchar y esforzarte por vivir una vida mejor. Pero todo premio requiere un esfuerzo continuado, una autodisciplina.

¿Vas a dejar que te condicionen tus genes o vas a hacer algo para que se expresen de la mejor manera posible?

¿Vas a conformarte con lo que has heredado o bien vas a conseguir ser la mejor versión de ti mismo?

En tu mano está evitarlo. No dejes que tus genes te digan que no puedes lograr algo, modifica tus hábitos, toma las riendas de tu salud y de tu vida.

¿Pero cómo puedo influir sobre mis genes?

Los últimos estudios han demostrado que la genética no es lo que más condiciona el desarrollo de enfermedades como se creía, sino que también influye el entorno, nuestra alimentación, nuestro hábitos, el medioambiente, el ejercicio, las toxinas, lo que va a condicionar como se expresan nuestros genes, si se va a activar un gen que produce patología o no.

Las 2/3 partes de las enfermedades autoinmunes son producidas por causas epigenéticas, es decir, las derivadas de estrés físico o químico, como intestino permeable, celiaquía, enfermedades reumáticas, alergias, etc… Mientras que solo una 1/3 parte se debe a los genes. Puedes evitar la mayor parte de ellas, aprendiendo a gestionar tu estrés mediante el ejercicio, la meditación , el yoga, comiendo adecuadamente y haciendo que entren las menos toxinas posibles a tu organismo, evitando fármacos, vacunas innecesarias, toxinas de los cosméticos, los productos de limpieza, los alimentos, la contaminación o los aditivos alimentarios.

Sabemos que de esto es prácticamente imposible de escapar hoy en día, pero sí puedes llevar una alimentación lo más sana posible, hacer ejercicio, dar y recibir cariño, mejorar tu vida social, aprender a disfrutar de lo que haces y a ser coherente contigo mismo.

¿Qué puedes hacer por ti? Cómo mejorar tu expresión genética.

  • Toma conciencia de lo que está mal en tu vida, asume la responsabilidad de lo que eres, de cómo estás y empieza a hacer los cambios necesarios para estar como deseas.
  • Si tu trabajo no te gusta, cámbialo, fórmate. Si no puedes, hazlo de otra forma, cambia de actitud, mejora la relación con tus compañeros, sonríe, deja de hacerte la víctima. Si no lo tienes, estrújate el cerebro, busca alternativas, autoempléate, muévete.
  • Si tu pareja no es la adecuada haz algo, no te quedes en la comodidad o en el miedo.
  • Haz ejercicio regular. No pares de moverte. Si no puedes, empieza por mover cualquier parte de tu cuerpo. Movimiento es vida.
  • Evita los envasados y los aditivos alimentarios.
  • Evita la carne y el embutido de mala calidad. Mejor carne de animal criado en libertad y bien alimentado.
  • Evita el pescado grande y de piscifactoría. Mejor salvaje, azul y pequeño.
  • Tómate tu tiempo. Medita. Echa el freno. Lee. Ve menos tele.
  • No pares de aprender cosas nuevas.
  • Ten siempre un objetivo en mente. Busca un motivo, un propósito importante para ti. ¿Para qué hacer cambios?.Sin una meta no puede haber la motivación suficiente para llevarlos acabo.
  • Consulta a profesionales de la salud. Te recomendamos un Psiconeuroinmunólogo que te valore de forma global, no como un síntoma o una enfermedad, sino que busque sus causas.
  • Si estás expuesto a tóxicos, protégete, exige medios, o bien cambia de lugar, pide consejo para desintoxicarte o neutralizar esos radicales libres, haz ejercicio para eliminar toxinas a través de la respiración y el sudor, bebe mucha agua, come fruta.
  • Si comes mal, mejora tu cultura culinaria, infórmate y lee, nosotros recomendamos eliminar los lácteos, el trigo, el azúcar y los aditivos.
  • Mejora tu vida social. Llama a tus amigos. Haz aquello que echas de menos. Cuida de los tuyos. Reparte amor. Todos necesitamos formar parte de algo, no te aísles.
  • Describe con detalle qué tipo de persona quieres ser. En qué te quieres convertir.
  • Duerme suficiente. Regenérate. Deja trabajar a tu inconsciente.
  • Elimina los pensamientos y las palabras negativas. Eres lo que piensas. Observa en qué ocupas tu mente. Toma conciencia de las ideas que más abundan en tu cabeza durante el día. Si cambias tu pensamiento, cambias tu comportamiento y si cambias tu comportamiento, cambiarás los resultados.

Todo esto es epigenética, todo lo que condiciona nuestra salud. Y sobre todo ello tenemos control, solo tenemos que decidir hacerlo. Solo hay que querer.

 Si claro, desde fuera se ve muy fácil

¿Quien dijo que lo fuera? Mejorar tu vida requiere cambio continuo, implicación, responsabilidad, autodisciplina, empeño, fuerza de voluntad. Recuerda donde las dejaste y vuelve a utilizar esos recursos que tienes en ti pero que llevan largo tiempo dormidos. Muévete, empieza por un pequeño paso para poder dar el siguiente.

Nos da pereza el cambio. Nos da miedo. Elimina excusas. Deja de culpar a tus genes, al jefe , a los políticos, a las multinacionales, toma la iniciativa. Asume la responsabilidad de lo que ocurre en tu vida.

¿Crees que merece la pena o prefieres seguir como hasta ahora?

¿Quieres dejar una buena herencia a tus descendientes?

Todo lo que haces con tu vida tiene un impacto transgeneracional, así que como dijo Gandhi, sé el cambio que quieres ver en el mundo.

No estás solo, en Vive Sapiens podemos ayudarte a identificar tus limitaciones e impulsarte a realizar esos cambios que necesitas para mejorar tu salud, mientras tanto, ve tomando conciencia.

Anuncios